lunes, 23 de septiembre de 2013

¿Por qué se me corta el hilo?


Pueden ser muchas las causas que provoquen contínuas roturas de hilo que nos hagan perder tiempo de bordado, calidad del mismo y en algunos casos pueden hasta hacernos perder la paciencia.  Lo fundamental es tener capacidad de observación y análisis, para la localización de la causa de dichas roturas y su inmediata solución.
Las causas más comunes son:

- Aguja mal orientada. En ocasiones, al sustituir una aguja, ésta no ha sido colocada con la orientación adecuada. En caso de poner la aguja del revés (con el rebaje hacia adelante y la ranura hacia atrás) no solo romperá hilo, sino que seguramente no consiga coser

-Aguja más baja de lo normal. Se han dado muchos casos de colocar la aguja un poco más abajo de su altura normal. La aguja debe ser insertada totalmente en la barra de aguja hasta que haga tope arriba. Una vez asegurada la posición, apretar el tornillo de fijación.
- Aguja despuntada o doblada. Una aguja despuntada no solo puede romper el hilo, sino agujerear y estropear la tela a coser. Asímismo, una aguja doblada a causa de un choque con la chapa aguja puede producir el fallo de lazada con el crochet y romper el hilo.
- Exceso de puntadas en los diseños.Cada bordado o festón tiene sus densidades correctas y longitudes de puntadas idóneas, fundamental para el buen funcionamiento de la máquina. Prestar especial atención en la longitud mínima de puntadas.
 
-Hilo en mal estado. Un hilo expuesto durante mucho tiempo a condiciones de temperatura y humedad adversas puede producir alteraciones en las fibras que, cuando transcurre por la máquina de bordar, éstas se rompan.

-Tensión de hilo superior inadecuada. La tensión del hilo debe ser tal que, observando el bordado por la parte trasera se aprecie que en puntadas de columna se vea 1/3 de hilo del carretel. En caso de no ser así, manipular las tensiones para conseguir el objetivo deseado.

-Tensión de la bobina inadecuada. Si la tensión de la bobina no está bien regulada, puede producir tirones de hilo que acaben en roturas, aparte de que la calidad de la costura no sería la adecuada. Prestar atención a que el carretel brinde hilo sin dar tirones.

 
- Crochet en mal estado. Puede que el crochet esté marcado por la rotura de alguna aguja, o también que esté "desgastado" porque es viejo y haya perdido la punta. En el caso de que el crochet esté marcado, puede pulirse con una lija denominada "de agua" o de pulir. En el caso de que sea un crochet viejo el desgaste puede hacer que ya no trabaje con la precisión que debería, por lo tanto es mejor cambiarlo.

- Falta de lubricación. La correcta lubricación de las máquinas hacen que éstas trabajen correctamente. El crochet, la barra aguja deben ser lubricadas cada semana. El resto de engrases y lubricados deben seguirse a rajatabla según los periodos indicados por el fabricante. Si la máquina no es limpiada y lubricada correctamente, no solo puede romper hilos sino que además, el deterioro de las piezas se acelera notablemente, con lo que las averías llegarán antes de lo que debería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada